Ortorexia, cuando comer sano se vuelve un problema

Vivir un estilo de vida saludable y limpio está de moda, hay información a libre disposición: libros, blogs, televisión y videos en youtube; La Ortoexia, considerada por varios expertos como “la dieta de instagram”, lugar donde se encuentra representada en mayor concentración, día a día se postean miles de fotos de platos decorados con lechugas, frutos secos, leguminosas y frutas exóticas, deleitando la vista y haciendo que la ensalada que estamos a punto de comer se vea poco apetitosa

Actualmente la ortorexia no se reconoce como un diagnóstico clínico en el DSM-V, pero muchas personas luchan con los síntomas asociados con este término, palabra que viene del griego “orthos o correcto” con “orexis o apetito“, definiéndose como una obsesión por “comer sano”.

La Organización mundial de la salud estima que el 28% de la población de los paises occidentales la padece.

Comienza como un inocente intento de comer más saludable, pero con el tiempo comienzan a fijarse en qué y cómo comer, así como la calidad y pureza de los alimentos, es una forma rígida y estructurada, donde el placer de comer se pierde, puede estar acompañado con autocastigos cuando se cae en una alimentación “poco sana” generalmente a través de una alimentación más estricta, ayuno y ejercicio.

La autoestima de un ortoréxico suele estar elevada, ya que, a veces, se sienten superiores a los demás, porque ellos comen sano, limpio y tu no.

Eventualmente, las opciones de alimentos se restringen, tanto en variedad como en calorías, haciendo que su salud sufra las consecuencias, un irónico giro del destino para una persona tan dedicada a una alimentación saludable. Con el tiempo esta obsesión puede eliminar otras actividades e intereses, perjudicar las relaciones y traer problemas físicos.

¿Es la ortorexía un trastorno nutricional?

El término fue acuñado por el médico Steven Bratman. Comenzó a usarlo con sus pacientes que estaban excesivamente obsesionados con la salud . Utilizó la expresión para ayudar a sus pacientes a entender la posibilidad de que esta alimentación “saludable” no era tan beneficiosa como pensaron. Con el tiempo llegó a entender que el término identifica un verdadero problema. Si bien, como se menciona arriba no es un trastorno oficialmente reconocido en el DSM-V, es similar a otros trastornos alimentarios: aquellos con anorexia o bulimia se obsesionan con calorías y peso mientras que los ortoréxicos se obsesionan con una alimentación saludable, aunque algunos sí pueden cruzar la línea hacia la anorexía al restringir en exceso sus alimentos,

¿Por qué alguien puede padecerla?

Resultado de imagen para orthorexiaParece estar motivada por la salud, pero hay razones subyacentes, como la compulsión para el controlar todo, dejar salir los miedos, el deseo de ser delgada/o, la mejora de la autoestima, la búsqueda de la espiritualidad a través de los alimentos y el uso de alimentos para crear una identidad.

¿Cuál es el problema?

La dieta de los ortorexicos puede realmente ser poco sana, con déficits nutricionales específicos por la minuta que se han impuesto sobre sí mismos. Estos problemas nutricionales no siempre son evidentes. Los problemas sociales si lo son, ya que se aislan aislados, por lo general porque planean su vida alrededor de la comida. Pueden tener poco espacio en la vida para cualquier otra cosa que no sea pensar y planificar la ingesta de alimentos, pierden la capacidad de comer intuitivamente, saber cuándo tienen hambre, cuánto necesitan y cuándo están llenos.

El Dr. Bratman, que se recuperó de ortorexia, afirma “perseguí el bienestar a través de la alimentación saludable durante años, pero gradualmente comencé a sentir que algo iba mal. La poesía de mi vida estaba desapareciendo. Mi capacidad de mantener conversaciones normales fue obstaculizada por pensamientos intrusivos de comida. La necesidad de obtener comidas libres de carne, grasa y productos químicos artificiales había puesto casi todas las formas sociales de comer fuera de mi alcance. Yo estaba solo y obsesionado … Encontré terriblemente difícil liberarme. Había sido seducido por comer lo justo. El problema del significado de mi vida había sido transferido inexorablemente a la comida.”

Cuando la dieta saludable no es saludable

El seguir una dieta sana no significa que seas orteréxico y no tiene nada de malo comer sano. A menos que:
1) esté usando una cantidad excesiva de tiempo y atención en tu vida
2) te desvies de esa dieta y sientas culpa y odio hacia ti mismo

Para finalizar…

La sociedad te empuja a una alimentación saludable y a ser delgado/a, por lo que es fácil para muchos no darse cuenta de lo problemático que puede llegar a tener este comportamiento. Debemos ser más flexible y menos dogmático acerca de nuestra alimentación, la comida no nos convertirá en mejores personas y basar el autoestima en la calidad de la dieta es irracional. Si bien la comida es importante, es un aspecto pequeño de la vida, y no podemos dejar todo tirado por estar pendiente de aquello

Web del Dr. Bratman (en inglés)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s