Lo que deberías saber sobre la lactancia

mom-holding-baby-illustrationSoy una fiel defensora de la lactancia materna, lo he dejado claro en lugares como el post de aquí y en mi día a día, por lo que considero que es muy importante conocer todos los beneficios y propiedades que tiene este viaje íntimo y único para ti y tu bebé.

Tus pechos se han preparado para la lactancia desde la pubertad; durante el embarazo notas los cambios en ellos, como el oscurecimiento de las areolas o lo sensible que se vuelven, para algunas esta es la primera señal de embarazo.

Las Hormas que posibilitan la lactancia:
La producción de leche es un proceso complicado que requiere muchos factores trabajando juntos, y aunque un gran número de hormonas están envueltas en la producción, la oxitocina y la prolactina son las estrellas.

* Prolactina: Es la hormona que hace que la leche se genere por la mamada del bebé en el pecho. También es una hormona que sube el estado de ánimo y es un calmante natural, así que no te sorprendas si comienzas a sentirte somnolienta durante la lactancia. La prolactina causa un letargo natural tanto en la madre como en el bebé, ya que está destinada a querer acurrucarse y estar juntos durante y después de la tomada de leche, además de relajarlo y prepararlo para dormir.

* Oxitocina: Se conoce como la hormona del amor y es la principal hormona durante el orgasmo, parto y amamantamiento. Es la encargada de entrega la leche que la prolactina ha hecho, ambas hormonas trabajan directamente con las señales que el bebé da al cerebro de la madre antes y durante la alimentación. La oxitocina causa el reflejo de la bajada de la leche, y puede generar un chorro repentino de leche al principio de una tomada. En algunas madres el reflejo es tan fuerte que puedes mojar por toda la cara al bebé (lo siento Emilia!). No te sorprendas si durante las relaciones sexuales y el orgasmo pierdes leche, es la misma hormona trabajando.

* Endorfinas: También trabajan durante la lactancia. Las endorfinas son narcóticos propios de la madre naturaleza. Es una potente hormona que mata el dolor y mejora el estado de ánimo, que es tan fuerte, que hace que una madre y su bebé tengan literalmente una “adicción” entre ellos y una gran necesidad de estar juntos. Esta interdependencia explica por qué los senos de una madre comienzan a llenarse y tal vez se escapan unas gotitas cuando el bebé se debe alimentar y aun no lo pones al pecho, o incluso cuando escuchas a otro bebé llorando. Todas estas hormonas trabajan juntas para hacer de ti una mamá protectora y fuerte de su bebé.

Almacenamiento de la leche
Los senos son capaces de almacenar la leche entre cada tomada, y es importante tener en cuenta que algunas mujeres tienen mayor “facilidad de almacenamiento” que otras; la cantidad de leche va entre 80ml a 600ml. Es por eso que algunas mujeres tienen que alimentarse con más frecuencia en comparación con otras. No significa que tengas leche insuficiente, leche “débil” o de “mala calidad” (como MUCHOS mitos que hay por ahí y que por falta de educación hacía las madres terminan dándole relleno a sus bebés, mala opción) si tu bebé se alimenta con más frecuencia, puede ser que tu facilidad de almacenamiento sea menor (recuerda que hasta los 6 meses es libre demanda, cuando quiera tomar, sin horarios). A medida que los pechos se suavizan o “vacían” durante la alimentación, se produce más leche mientras el bebé esté tomando, ojo ahí, muchas mujeres retiran al bebé del pecho porque ven vaciado su seno, esto no quiere decir que no tengas más leche, solo que agotaste lo que tenías almacenado, lo ideal son 15 minutos por pecho.

Tu cuerpo y la lactancia
Baby-smiling-looking-up-_PBOtro hecho que puede sorprenderte es lo sedienta que puedes sentirte mientras das pecho a tu bebé o incluso hambrienta, asegúrate de tener un snack y un vaso de agua, de lo contrario podrías terminar sintiéndote deshidratada. Es completamente normal sentir que sube tu temperatura y transpires más de lo habitual. La naturaleza se asegura de que el área del pecho sea hasta dos grados más alta que la temperatura del cuerpo del bebé para mantenerlo caliente y cómodo en el pecho.

¿Sabías que tienes un aroma axilar personal que tu bebé reconoce y ama? Sí , y tus pechos tienen un olor único también! Recuerda lavar el área tras cada tomada, pero sin exagerar, evitar el uso de perfumes y desodorantes fuertes en las primeras semanas del recién nacido. Los bebés también dejan su propio olor en tus senos y disfrutan de la comodidad y seguridad que aportan estos aromas naturales.

Calostro Mágico
La mayoría de las futuras madres conocen el calostro, la primera leche concentrada color dorado que sale de tus senos durante los primeros días post parto (el suero que botan tus pechos durante la gestación se le conoce como precalostro). Está lleno de anticuerpos, vitaminas, oligoelementos y otros que le dan la bienvenida al recién nacido, es una leche altamente concentrada que permite al bebé acostumbrarse a mamar, tragar y respirar todo al mismo tiempo, sin chorros de leche que lo ahoguen el principio.
La leche madura, que es la leche que tomará durante los meses restantes, tarda alrededor de 72 horas en aparecer, pero ten la seguridad de que el calostro es perfecto para mantener al bebé satisfecho mientras tu leche cambia durante los primeros días después del nacimiento.

Ahora que ya sabes…
La lactancia es una nueva habilidad aprendida tanto por la madre como por el bebé. Los cuales vienen con un conjunto de reflejos que lo ayudan a lograrlo, mientras que la mamá puede necesitar un poco de asistencia en los primeros días para conseguir un buen comienzo y perfecto acoplamiento. No esperes saber qué hacer en esos primeros días. Pide ayuda si es necesario. A veces todo lo que se necesita es corregir la forma en que un bebé va al seno. Los bebés amamantan, eso quiere decir que la mama es la que va en su boca, no los pezones, eso puede causar heridas, y si el proceso se vuelve doloroso hasta el punto de que quieras renunciar, pide ayuda, algo estás haciendo mal, la lactancia materna nunca debe hacer daño. Si lo hace, en la mayoría de los casos la técnica de acoplamiento necesita algunas mejorías. Un pequeño ajuste y el asesoramiento de una persona que se maneje en el tema (pediatra, enfermera, nutricionista o matrona) puede hacer una gran diferencia.

El acto de amamantar es un acto intimo, hay un contacto tan estrecho entre las pieles, que le da a la madre un profundo sentido de apego a su bebé. Este es uno de los primeros canales de unión entre una madre y su hijo. Disfrútalo!

side_lying_2000x1100_4x3laidback_2000x1100_4x3cluthc_football_2000x1100_4x3cradle_2000x1100_4x3

firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s