“Tengo unas ganas de comer algo rico”…

ansiedad¿Quién no se ha encontrado en esta situación?. No conozco a nadie que no haya pasado por ella. Los antojos son molestos, tiran por la borda los esfuerzos más duros por comer sano y/o perder peso. Pueden hacernos sentir derrotados y abrumados, pero la verdad es que hay una razón y un propósito para ese antojo, no es porque sí, si logras identificarlo adecuadamente, tienes cómo satisfacerlo y puedes controlarlo en lugar de dejar que te controlen.

y… ¿Qué es un antojo?

Un antojo es simplemente un deseo abrumador de consumir un determinado alimento (y a veces no alimentos, en ese caso se conoce como “pica”)al cual es difícil resistirse. Es la forma en la que tu cuerpo te avisa que necesita algo … una vitamina, mineral, proteína o nutriente para funcionar correctamente. Un antojo también puede tener un componente químico, por lo que los antojos son más comunes cuando alguien está deprimido o molesto.

¿Qué es lo que realmente causa los antojos?

Ahora que sabes que un antojo quiere decir que le falta algo a tu dieta, ¿cómo averiguar lo que te falta?. A continuación se muestra una lista de los antojos más típicos, qué los causa, y las opciones saludables que puedes elegir para patearlos y no sucumbir ante una bolsa de papas fritas o un lote completo de galletas.

Chocolate
chocolateLos antojos de chocolate están asociados con deficiencias en magnesio, cobre o antioxidantes. Alrededor de “esa época del mes”(tú, mujer, sabes a cual me refiero), el cuerpo usa más magnesio, por lo que muchas experimentamos el síndrome premenstrual y antojos de chocolate. Para frenar el antojo, prueba con un suplemento de magnesio, come más alimentos amarillos como calabaza, choclo, manzanas, albaricoques, plátanos y nueces. ¿Todavía quieres un poco de chocolate? Agrega una cucharadita de cacao a tu fruta.

Doritos/Nachos/tortilla
tortillaUna de dos: O tienes una deficiencia de magnesio o consumes azúcar en exceso. Cuando comes dulces tu cuerpo quiere sal (o no haz comprado un chocolate junto a unas papas fritas, para “cortar lo dulce”). Si no eres un persona “dulce”, entonces puede ser deficiencia de magnesio. Concéntrate en verduras amarillas o prueba un suplemento de magnesio.

Lácteos (leche, queso, helado)
milkUn antojo de productos lácteos tiene una respuesta sencilla: calcio. No tiene mayor complicación, si eres vegano preocúpate de que la leche vegetal esté fortificado en calcio, consume verduras de hoja verde, si estás tratando de perder peso, prefiere lácteos sin grasa y sin azúcar. Si consumes consumes lácteos de forma general y sigues con antojos, podrías tener una deficiencia de vitamina D, sal a tomar un poco de sol sin bloqueador, de preferencia antes de las 11 de la mañana.

Nueces
getty_rf_photo_of_woman_eating_cashewUn antojo de nueces es una clara señal de que tu cuerpo necesita ácidos grasos esenciales (o proteína si eres vegano o vegetariano). Recuerda hidratarlos durante 8 horas, para mejorar su digestión y eliminar sus antinutrientes,  la porción es un puñado ya que al ser ricos en grasas, en una porción encontramos abundantes calorías

Ácido (pickles, limones, limas, o una mezcla de ácido y dulce, alo? pie de limón?)
lemon-sourEl más común de los antojos durante el embarazo, las abuelitas dicen que dan ganas de limón cuando se tendrá un niño, los estudios han demostrado que se debe a los cambios hormonales, el cual afecta el sentido del olfato y gusto, ustedes decidan a quien creerle. Si comúnmente anhelas alimentos ácidos, podrías tener bajo nivel de ácido estomacal o deficiencia de vitamina c (el cual no es tan común), sólo ten cuidado con tu esmalte dental!.

Azúcar y almidones

sweetUn antojo de almidones y dulces puede ser causado por muchas cosas, pero las causas más comunes incluyen  desequilibrio en un neurotransmisor (a menudo serotonina), o una falta de glucosa (fuente óptima de energía del cerebro) por consumo de hidrato de carbono simple, esto funciona así: cuando consumes azúcar, tu nivel de insulina se eleva de forma abrupta y desciende la misma forma, cuando está baja, pide azúcar. Si estás deseando algo con azúcar mientras estudias, es porque tu cerebro quema glucosa para obtener energía. Estos antojos por lo general desaparecen una vez que comes. Si anhelas el azúcar después de unas papas fritas, es porque comiste mucha sal. Para prevenirlo consume alimentos con cromo: nueces, pimienta negra, espinacas.

Tierra 
tierra(mi antojo de los 4 años, perdón por arruinarte las plantas abuela!). Un antojo de tierra se asocia a menudo con una deficiencia en minerales traza (los que se necesitan en menor cantidad) y es muy común durante el tercer trimestre del embarazo y la infancia. Asegúrate de que estar comiendo suficientes verduras y considera un suplemento de minerales si es necesario.

Comida frita
papaaNo todas las grasas son malas, y un antojo de alimentos fritos es un signo que te faltan grasas buenas que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente. Prueba con palta, coco, pescado o frutos secos.

Comida Picante
spicy.jpgUn antojo de comida picante se asocia con un desequilibrio tiroideo o deficiencia de azufre. Come ajo, rábano, curry o pimienta.

Tiza
tizaUn antojo de tiza es otro deseo común del embarazo en el tercer trimestre y se asocia con una deficiencia de hierro, calcio o minerales traza.

Carne

carnePor lo general se prefieren las carnes rojas por sobre las blancas, podrías tener una deficiencia de hierro, zinc, proteínas (raro en este país) o fósforo. Incluye espinacas, lentejas o semillas de calabaza.

Hielo
hieloUn antojo de hielo es comúnmente asociado con una deficiencia de hierro. Sin embargo, una deficiencia de hierro puede ser causada por un bajo contenido de hierro, folato o B-12. Trata de incorporar más alimentos ricos en hierro en su dieta, como el hígado, garbanzos, cereal fortificado, lentejas o espinaca.

Atún
tuna canSi anhelas atún, puede ser deficientes en ácidos grasos esenciales o proteínas. A menos que puedas encontrar algún atún sin mercurio te recomendaría pescados libres de él.

Carbohidratos (después de un largo día de trabajo)
azucarLa gente anhela hidratos de carbono y magnesio al final de un día ajetreado para calmar sus nervios. Consume una pequeña colación cuando salgas del trabajo, así no llegas a devorar tu refrigerador. Si estás deprimido, puede ser tu serotonina, busca maneras saludables para impulsarla a través de ejercicio o un precursor de serotonina como el triptófano, lo encuentras en legumbres, cereales y frutos secos. Si quieres azúcar literalmente todo el tiempo, deberías consultar a un especialista.

* Ojo con las dietas restrictivas o muy bajas en calorías, los antojos se vuelven más intensos y podría llevarte a un círculo vicioso de dietas, sobrealimentación y culpa. Por lo que sería mejor saciar tu antojo con una porción pequeña, que eliminarlo de la dieta y eso es aplicable para todos.

* Los niños cuando se aburren buscan comida, mantente atento.

* Evita ver videos de recetas o fotos de comida (este tipo de antojo dura hasta que te concentras en otra cosa).

*Evita sentir hambre, comerás más y más rápido, necesitarás más comida para generar saciedad.

Claramente, los antojos son una gran cosa. Tenemos fármacos para frenar químicamente nuestra fuerza de voluntad y buscamos comer de la manera que debemos comer, incluso cuando una crisis de salud nos da una bofetada. A veces perdemos y el sentimiento de culpa nos quita el sabor del paladar, mide tu porción para evitar esa sensación y usa esta lista como una guía para los momentos de antojos.

firma

Fuentes: pubmedpubmed2womens healthfiery flavorsdaily recordLiving Whole
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s