Diabetes Gestacional Parte I

nyapo8-b88575640z-120151123173142000ge3dbqo8-10Estás cansada, estás bebiendo más agua que de costumbre, y estás haciendo pis más a menudo. Pero estás embarazada, así que eso es normal, ¿no?
Podría ser normal, pero también podría ser diabetes gestacional. Los signos de la diabetes gestacional pueden ser difíciles de detectar para la madre embarazada, ya que son similares a los efectos secundarios del embarazo.
Si no tiene signos y síntomas adicionales, como exceso de peso o infecciones recurrentes, un análisis de sangre es la única manera de diagnosticar la diabetes gestacional, el cual será realizado en el primer control obstétrico.

Porqué y Cómo
¿Qué es el azúcar en sangre y qué hace?

Tu cuerpo convierte la comida que comes en una especie de azúcar llamada “glucosa”. Esta glucosa entra en el torrente sanguíneo y una hormona llamada insulina permite que las células de tu cuerpo utilicen la glucosa como energía. Por lo tanto, la insulina ayuda a mantener el nivel de azúcar en sangre demasiado alto (hiperglucemia), demasiado bajo (hipoglucemia) o normal.

¿Por qué y como este cambia durante el embarazo?
La glucosa que tu cuerpo hace también va donde tu bebé a través de la placenta, y el bebé utiliza esta energía para crecer. Durante el embarazo, los cambios hormonales pueden hacer que la insulina en tu cuerpo no funcione eficazmente, y por lo tanto no convertirá la glucosa en energía. Esto significa que los niveles de azúcar en tu sangre (y la sangre de tu bebé) puede estar demasiado altas.

¿Qué te pone en riesgo de padecer Diabetes Gestacional?
Es más común en las mujeres que tenían sobrepeso antes de quedar embarazadas, que habían aumentado los niveles de azúcar en la sangre antes de quedar embarazadas, que habían tenido diabetes gestacional en un embarazo anterior o que tenían antecedentes familiares de diabetes la padezcan. Y, curiosamente, Ciertos grupos étnicos también están más en riesgo, específicamente africanos y asiáticos.

Es importante destacar que el aumento de peso está estrechamente vinculado a la diabetes gestacional, por lo que una mala alimentación y la falta de ejercicio pueden ser desencadenantes; si luchas con el exceso de peso, trata de perder peso antes de intentar ir por un embarazo.

¿Cuáles son los riesgos para la mamá y el bebé?
Desafortunadamente, el azúcar en la sangre puede causar problemas tanto para la mamá como para el bebé.

PARA LA MAMÁ
– Puede causar presión arterial alta, que puede resultar en preeclampsia, una condición peligrosa que puede significar que su bebé tendrá que nacer antes.
– Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden contribuir a infecciones en la vejiga, los riñones e infecciones vaginales. Puede causar que entres en trabajo de parto temprano, sea más complicado y la recuperación más larga (la diabetes genera problemas de cicatrización)
– El nivel alto de azúcar en la sangre puede hacer que el bebé crezca demasiado (macrosomía fetal) para nacer por vía vaginal, y es posible que tengas que una cesárea.

PARA EL BEBÉ
– Un parto prematuro puede significar que los órganos del bebé no están completamente desarrollados antes del nacimiento, y esto puede resultar en un síndrome de dificultad respiratoria, lo que significa que los pulmones no funcionan correctamente, lo que podría llevar al bebé a pasar un tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales.
– El hígado del bebé también puede no funcionar bien, lo que puede dar lugar a la ictericia (bebé de piel amarilla).
-Si sus niveles de azúcar en la sangre se mantienen altos, el cuerpo de su bebé generará más insulina, y esto puede resultar en que el bebé tenga bajo nivel de azúcar en la sangre al nacer (hipoglicemia).
– Muy rara vez, el bebé podría morir en el útero.

¿Qué hacer si te diagnosticaron Diabetes Gestacional?
Una vez que el diagnóstico ha sido confirmado, es importante seguir las instrucciones de tu nutricionista, que incluirá consejos dietéticos para reducir el riesgo de complicaciones.
El médico querrá revisar regularmente tu azúcar en sangre para asegurarse de que permanezcas dentro del rango normal. Si vas a hacer seguimiento en casa, recuerda anotar los resultados después de cada prueba y llévalos cada vez que tengas control.
En algunos casos, pueden recetarte insulina, que deberás inyectar diariamente, se determinará tu dosis y se te enseñará cómo inyectar la insulina.

¿Tendrás que hacer cambios en tu dieta?
diabetic-dietComer bien es una de las claves para controlar la diabetes gestacional.

– Comer pequeñas comidas regulares que contengan alimentos saludables durante todo el día para mantener tu nivel de azúcar en sangre estable.
– Céntrate en los alimentos que son ricos en vitaminas y minerales, tales como frutas, verduras, cereales integrales y productos lácteos.
– Elige los alimentos ricos en fibra tales como arroz integral en vez del arroz blanco, o pasta integral en vez de la pasta blanca.
– Las proteínas y las grasas ayudan a retardar la velocidad del vaciamiento gástrico lo cual causan una liberación más lenta del azúcar en el torrente sanguíneo. Come proteínas de bajo contenido de grasa, como pollo sin piel, cortes magros de carne roja, huevos y lácteos bajos en grasa. Come grasas saludables, como palta, nueces (crudas y sin sal), semillas y aceite de oliva.
– Evita las fuentes obvias de azúcar, como miel, dulces, pasteles, galletas, chocolates, zumos de frutas y bebidas.
– Comprueba las etiquetas de los alimentos y evita los alimentos procesados con cualquiera de estos azúcares enumerados en los primeros cuatro ingredientes: azúcar, miel, melaza, jarabe de maíz, dextrosa, fructosa, glucosa, edulcorante de maíz.
– No comas comida chatarra!, estos son altos en energía y bajos en valor nutricional. También son a menudo altos en azúcar.

Ejercicios que deberías hacer
Los ejercicios más seguros durante el embarazo son caminatas rápidas o power walking como se conocen en el mundo fitness, natación o aeróbica acuática. Habla con tu médico o matrona antes de embarcarte en cualquier programa de ejercicio, sobre todo si no hiciste mucho antes de quedar embarazada.
Deje de hacer ejercicio inmediatamente si siente dificultad para respirar, mareos o desmayos, si tiene dolor en la espalda o en el abdomen o si tu latido cardíaco se siente irregular.prod-pregnant-woman-exercising-in-field

¿Tu azúcar en sangre volverá a la normalidad después del embarazo?
Excepto en casos muy raros, sí, pero tener diabetes gestacional es una señal de advertencia de que estás en riesgo de contraer diabetes más tarde en la vida (o en tu próximo embarazo), por lo que necesitas cuidar bien de tí misma. Mantén tu peso en el rango normal comiendo bien, realiza ejercicio regularmente y recuerda que la MEJOR forma de recuperar un peso saludable post parto es a través de la lactancia materna.

Clasificación del estado nutricional de la embarazada según IMC al inicio y final del embarazo

IMC

Semana 10
Bajo Peso < 20,2
Normopeso 20,2 – 25,2
Sobrepeso 25,3 – 30,2
Obesidad >30,2
Semana 40
Bajo Peso <25.0
Normopeso 25,0 – 28,9
Sobrepeso 29,0 – 33.0
Obesidad >33,0

Cuanto peso deberías ganar con tu embarazo?

IMC pregestacional Feto único (kg) Embarazo Múltiple (kg)
Bajo Peso 12,5 – 18
Normopeso 11,5 – 16 17 – 25
Sobrepeso 7 – 11,5 14 – 23
Obesidad 5 – 9 11 – 19
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s