Mejorando tu intestino

hmp-ibd-imageProbablemente no pases mucho tiempo pensando en tu microbiota intestinal, pero tiene efectos profundos en cómo funciona tu cuerpo. y probablemente no sabes que es exactamente. “Biota” describe una comunidad con su única ubicación, características y formas de vida. En la tierra, un biota podría ser una selva tropical particular, un desierto, un arrecife de coral u otro tipo distinto de ambiente con su propio clima, vegetación y animales. En nuestros cuerpos, la microbiota es una comunidad de organismos microscópicos, trillones de pequeñas bacterias que viven en nuestros intestinos e influyen en casi todas las facetas de la salud.

Los antibióticos, la mala alimentación y las toxinas pueden destruir nuestra microbiota intestinal al eliminar las bacterias beneficiosas. Esto puede llevarnos a problemas digestivos comunes y una variedad de enfermedades aparentemente no relacionadas, desde cambiar la apariencia de la piel, pensamiento nebuloso, antojos de alimentos, inflamación  y metabolismo defectuoso que provoca aumento de peso y se resiste a todos los intentos de perder peso.

Para apoyar la salud microbiológica, los suplementos probióticos contienen diferentes tipos de bacterias intestinales beneficiosas. Si bien no son una cura mágica para una dieta de comida basura o un estilo de vida tóxico, cuando se usan correctamente pueden ayudar a restablecer el equilibrio de nuestra flora, mejorar la salud general e incluso desbloquear la “puerta” a la pérdida de peso.

mbtofubeanssalad

El poder de tu intestino
“Las bacterias intestinales tienen efectos de largo alcance sobre numerosos aspectos de nuestra fisiología”, explica Raphael Kellman, PhD, autor de “La dieta macrobiótica” (no estoy promocionando ni recomendando esta dieta, Kellman es un experto en temas de flora intestinal y lo que aquí está expuesto, él lo ha dicho en entrevistas y sus libros) “Tienen un papel importante en la función neurológica, la salud gastrointestinal y la
salud de la pared del intestino, que desempeña un papel crítico en la absorción de nutrientes y el bloqueo de la absorción de toxinas “, dice. Y hay más. Nuestra microbiota intestinal regula nuestro sistema inmunológico y le ayuda a aprender a distinguir entre sustancias amigables y nocivas, de modo que sólo ataca a las perjudiciales.

Metabolismo y Peso
Las bacterias intestinales pueden ayudar o dificultar el control del peso. Cuando están equilibradas, pueden eliminar los antojos y mejorar el metabolismo, permitiendo una pérdida de peso saludable. Esto, segun Kellman, funciona así: Una dieta poco saludable puede conducirte a padecer resistencia a la insulina, donde las células se vuelven insensibles a la insulina y no puede tomar el combustible en forma de azúcar (glucosa) en la sangre. Como resultado, el páncreas produce exceso de insulina, lo que conduce a inflamación, almacenar grasa y aumentar de peso. Además, hay un aumento en el riesgo de generar diabetes, trastornos cardíacos y otras enfermedades.
“Las bacterias intestinales, y algunos de los probióticos, pueden desempeñar un papel muy importante en la mejora de la resistencia a la insulina, la inflamación, el metabolismo y la capacidad de perder peso”, dice Kellman.

Cómo utilizar los probióticos
Para lograr un intestino sano, es necesario hacer hincapié en la necesidad de comer una dieta completa (y no procesada), e incluir alimentos que son fuentes naturales de probióticos y prebióticos (que alimentan las bacterias beneficiosas).  Al elegir los suplementos probióticos, busca una diversidad de bacterias beneficiosas.

 En un suplemento, busca:
– Al menos tres tipos de Lactobacillus, tales como acidophilus, rhamnosus, y plantarum.
– Diferentes tipos de bifidobacterias.
– Una dosis diaria de 25-50 billones de CFU (unidades formadoras de colonias).

Para la pérdida de peso, después de seguir el régimen básico durante unas semanas, (donde repondremos las bacterias), se puede agregar Lactobacillus gasseri, un probiótico específico que ayuda con la pérdida de peso.

Alimentos Amistosos con tus intestinos:
PROBIOTICOS: Una dieta amigable con el intestino incluye alimentos que son naturalmente ricos en probióticos. Las mejores incluyen:
* Chucrut elaborado con cultivos vivos (comprobar los ingredientes).
* Kimchi, una versión coreana de verduras fermentadas.
* Otras verduras fermentadas, como los encurtidos hechos con cultivos vivos.
* Kefir, una bebida de leche fermentada, preferentemente de leche de oveja o cabra, que es más fácil de digerir que la leche de vaca.

blog-header-final_large
PREBIOTICOS: Son alimentos que nutren las bacterias intestinales beneficiosas. Si experimenta gases o hinchazón, es mejor evitar todos los granos y tal vez legumbre durante algunas semanas hasta estos síntomas desaparezcan, e incorporar algunos de estos alimentos prebióticos en su dieta:
* Espárragos
*Ajo
* Cebolla
* Puerros
* Rábanos
* Tomates
* Zanahorias
Los prebióticos como la inulina y los arabinogalactanos también se pueden encontrar en suplementos, pero no deben tomarse si estás experimentando gases o hinchazón.

lacteos

Recuerda que cuando comienzas a consumir prebióticos y probióticos, puedes presentar hinchazón durante el periodo de adaptación de tu cuerpo.

Pueden encontrar algunos aquí: Dellanatura, en Iherb (realizan envío a Chile) y farmacias. Ojo! Existen versiones kids!

Anuncios

2 comentarios sobre “Mejorando tu intestino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s